l
Opinión / MARZO 16 DE 2023

Opción de pensión, 2 parte

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Con el inicio de sesiones del Congreso es oportuno evaluar el apoyo, dirección e intenciones del grupo de asesores al ministerio del ramo en las reformas que, con las críticas y sugerencias dadas en los foros, conocieron el riesgo y peligro de cambios, por ejemplo, en lo laboral, dónde benefician es al empleado, pero no reducen el desempleo, ampliando así los costos al pasivo pensional. En pensiones hay cierta aceptación, su posible viabilidad obliga ajustes claros para evitar más daños a futuro a las finanzas públicas.

Siendo los asesores expertos, que conocen errores y fallas, de un gobierno que busca ampliar cobertura, proteger los recursos, apoyar los adultos, reducir desempleo y proteger al trabajador, saben dónde deben corregir. Por ética les obliga sugerir ajustes efectivos y reales, labor que se espera, pero que no se conoce, no la han socializado o está al revés. Ese silencio es una oportunidad para difundir, mostrarle al país y a la sociedad, para que exijan al Congreso incluir en la reforma a las pensiones los cambios en la pensión familiar y en los BEPS, para reorganizar e incluir otras labores. Esto permitiría ampliar beneficios para los adultos mayores y servirá para integrarse mejor al programa de primer pilar, ahorrándole recursos al país. 

¿Por qué la pensión familiar? La pensión familiar fue creada por la ley 1580 de 2012 y el Decreto 288/2014. De ajustarla, serán inmensos los beneficios que se pueden lograr. Ajustar la pensión familiar, diferente a como está hoy, incluyendo otros beneficios, sin costo alguno al país, y unido a los BEPS y el programa del primer pilar, hará más grande el poder para generar y ampliar servicios a los adultos desprotegidos y generar más pensionados reales. Que sea una reforma abierta y sin limitación para todos los estratos y no cerrada como está hoy para la juventud.  Hay que poder crear y generar más la empresa familiar, seguir cotizando, que los hijos sean aportantes individuales o del grupo familiar, que puedan, sin afectarse,  a futuro, trasladar a sus padres una parte de sus aportes para que puedan pensionarse. Esta y otras inquietudes con beneficios son por el bien de la familia, que ante la expectativa y poca cobertura de una pensión familiar es ya y será más a futuro el gran paso y alivio del país. Hay más de 22 millones de trabajadores en espera, angustiados, sin saber el rumbo final de su pensión. 

Ese silencio de cambios sobre las reformas, a pesar de sonrisas de apoyo de organizaciones, genera más dudas sobre la ampliación real de la cobertura y la generación de empleo. No es lo mismo hacer unos ajustes y mostrarlos como la reforma, que hacer una gran reforma que cobije a 22 millones de trabajadores o más que esperan soluciones, lo que hace que se perciba una reforma más con expectativas electorales que para favorecer al país, sus finanzas y el sector productivo.

Si Dios permite, en el próximo artículo explicaré por qué es ideal incluir en las reformas la pensión familiar y reorganizar los BEPS.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net