l
Opinión / MARZO 09 DE 2023

Opción de pensión, parte I

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Los billones de recursos que se giran para las pensiones representan hoy el 3,5 % PIB; el 2.3 % va para el pago de regímenes especiales. Increíble derroche para pocos y el 1,2 % para Colpensiones. Aquí se aprecia la inmensa desigualdad que amerita con urgencia una reforma: las de las pensiones. Lo que debe ser y no, un club de 2.600.000 o un poco más de solo privilegiados, pagados con los dineros públicos, frente a más de 22 millones en espera de lograr su pensión, si es que los dejan.

Una reforma pensional no se hace para dar más beneficios ni para abusar del poder o entrar al club de privilegiados y vivir mejor; se hace para no repetir errores. La reforma, al momento de su paso por el Congreso, requiere responsabilidad, mucha ética y posibilidad de estudiar opciones para eliminar costos, aumentar cobertura o anexar puntos en leyes existentes como lo relacionado con la pensión anticipada. Existen miles de colombianos, hombres y mujeres, con edades superiores a las exigidas, vinculados a los dos regímenes, con más de 900 semanas quietas e incluso más, que han luchado para lograr su pensión, y que, a pesar de los problemas e impedimentos de la ley, sueñan todavía lograr su pensión a la edad que sea.  

Ante ese derroche injustificado es el momento de modificar, incorporar y ampliar al sistema de pensiones, en especial, a esos colombianos, hombres y mujeres con edades superiores a las exigidas y que tienen 900 o más semanas quietas sin poder aportar más. Lo merecen, por su esfuerzo y lucha de tantos años. Ellos no quieren pedir la devolución de saldos porque se vuelve plata de bolsillo, tampoco desean pasar sus aportes a los BEPS porque saben muy bien que perderán su esfuerzo y décadas de lucha. Es por eso que ese esfuerzo de más o menos tres millones de colombianos, sin protección, se tiene que tener en cuenta. No así quienes alargan esa corrupción.  Pedimos al país, al gobierno y al Congreso la pensión anticipada. Se debe anexar, incorporar y aprobar para que esos colombianos con semanas superiores a 900 puedan pensionarse. Necesitan alternativas distintas a los BEPS, mediante un pago, anticipo o renta mensual que favorezca a todos los adultos mayores y que, además, permita que las semanas y aportes que hacen falta para su pensión final, de aprobarse esta propuesta, se descuenten, incluida la salud del pago mensual, con los aportes de ley para todos, hasta cumplir las 1.300 semanas exigidas al momento, con base en un S.M.L.V. 

Congresistas, esta opción beneficiará a miles de familias que. Sin excluir a nadie, apoyen o den la mano antes de que sea más grande el daño al país y a la misma sociedad. 

Trabajadores y futuros pensionados, salgan y usen todos los medios, amigos y congresistas, pidan incluir en el Plan de Desarrollo y que aprueben en las reformas esta forma de poder pensionarse para millones de adultos mayores. La pensión anticipada es una opción justa, 22 millones de trabajadores lo agradecerán. Es posible un nuevo tipo de aporte social o forma de pensionarse. Pido a mi Dios que los guíe, por el bien del país y la Colombia necesitada. Vienen otras opciones.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net