l
Opinión / MAYO 18 DE 2023

Pensión Integral de la Juventud. Parte II

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El país vive en medio de angustias, rodeado de dificultades. El gobierno busca cambios, la sociedad no comprende si es el momento de hacerlos o al menos tratar de frenar esa angustia que se vive. Se observa a unos partidos y líderes que prefieren que siga todo igual en vez de arreglar. Se pretende reformas tratando de ajustarlas, pero solo se ven ajustes que no incluyen lo que requiere y necesita el país. Son cambios para acomodar o beneficiar a pocos, en medio de una informalidad y desempleo con millones de trabajadores en espera de ellas, cuando hay ciudadanos que ni saben para qué les sirven o para qué las hacen. 

La pandemia y los ahorradores de los fondos de pensiones con imposibilidad de usar sus ahorros, esa injusticia o dificultad jurídica es una gran lección para no repetir y aprovechar la reforma para sanar y ampliar su forma de operar y servir, pero sin acabar los fondos de pensiones. De no hacer ajustes a los fondos, Colpensiones y al sistema pregunto: ¿Cómo será la pensión a futuro de jóvenes, cuántos la lograrán, cuál será el valor y quién asumirá los pagos? 

Ya el sistema está en riesgo. Ojala se ajuste, como debe ser, entre todos, para no seguir unos ganado a escondidas con dineros ajenos, jugando y enredando la juventud y millones que aportan para su pensión, en especial dejar de ser borregos útiles donde sus ahorros sean garantía en préstamos, formando empresas o patrimonio familiar y convirtiendo sus ahorros en un capital semilla sin renunciar a su derecho: la pensión individual. Es hora de crear la pensión empresarial para jóvenes emprendedores con visión de país, apoyándolos en forma igual como con el programa para la generación de empleo incorporado en el PND, para no sostener un sistema en peligro que ha servido más para favorecer a terceros que a los propios aportantes y ahorradores.

Se piden cambios, pues su sostenibilidad es incierta; se agotan los recursos, sin aportantes, crecen más adultos y disminuyen los jóvenes. Aunque aprueben el sistema de pilares y si no agregan otras fuentes de ingresos, el riesgo es alto, con un pasivo o bomba pensional, regímenes especiales, costo anual por más de $40 billones y solo para pagar 2.600.000 o más pensionados, y en espera 22 millones de trabajadores o más. Eso sin contar los que salgan cuando se efectúen los traslados a Colpensiones, sin saber cómo será el control y destino a futuro de los subsidios que esperan reducir, el manejo del fondo creado y otros que por ese silencio hace crecer la desconfianza. 

No miran el país, solo intereses personales, muchos no ven la urgencia de ajustar pues son o serían cambios para transformar y construir Nación y no para sacar provecho y dañar más al país.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net