l
Opinión / ABRIL 14 DE 2020

Poscoronavirus

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Las calles están vacías, el silencio se escucha por ellas, es un momento complejo del cual tarde o temprano saldremos. Momento en que la creatividad y la capacidad del hombre para adaptarse a los problemas juegan un papel importante.

La adaptación ha sido definida como la capacidad que tenemos para acoplarnos a las situaciones difíciles que se presentan en el ambiente para sobrevivir y reproducirse. Hoy el hombre tiene que adaptarse a las situaciones que se presentan en la naturaleza, nos ha cambiado la vida y la forma en la que nos relacionamos, la manera como desarrollaremos las actividades si queremos sobrevivir en esta tierra. 

Las personas y las empresas deberán desaprender y volver a aprender una nueva forma de actuar. Después de que se acabe la cuarentena debemos aprender a adaptarnos a desarrollar toda la creatividad e innovación, la cual está en el talento humano, en la experiencia que tiene cada uno de nuestros empleados. Va a jugar un papel muy importante el conocimiento, la experiencia sin importar el impedimento físico o la edad. 

Debemos desarrollar la creatividad para hacer llegar los productos a los consumidores y enfrentar el coronavirus. Después de la cuarentena se convertirán en un elemento fundamental el tapabocas, la distancia de un metro entre personas, el uso de sensores de temperatura, el lavado de manos constante, protocolos de salud en centros comerciales, restaurantes, supermercados, boutiques, almacenes de repuestos, etcétera. 

Es un cambio de hábitos, un proceso de entendimiento de toda la ciudad, de cada colombiano de que son elementos fundamentales para evitar la expansión del coronavirus y poder mantener la economía que está bastante golpeada. Es el momento del compromiso, del amor por lo nuestro, de que cada persona compre a cada empresario, ya sea virtual o físico, cuando se pueda hacer. 

El impacto generado por el coronavirus puede ser el mayor golpe que hayamos sufrido en los últimos 100 años y si no logramos detener el virus muchas personas morirán. Pero frenar la pandemia provoca daños severos al tejido social y económico de millones de personas que sufrirán en el mediano y largo plazo generando muerte. De la gente y de los empresarios depende la expansión. 

Después del 27 de abril, a medida que los sectores empiecen a regresar al trabajo, las autoridades tendrán que seguir protocolos de salud y conducta para reducir el potencial de contagio en todas las empresas. Será un cambio de chip para todos, un renacer, una nueva relación con la naturaleza, si no aprendemos como humanos de los resultados que deja el coronavirus, de los daños que hemos generado en la naturaleza, seguramente volveremos a repetir esta misma situación en el futuro. El fracaso es la mejor forma de aprender lo que no debemos hacer y eso es un compromiso de todos, sin importar el nivel de educación, edad, sexo, etc.

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net