l
Opinión / ABRIL 18 DE 2024

¿Qué será de las pensiones y salud a futuro?

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Al observar el asombro de la sociedad a raíz de lo que viene sucediendo con sentimientos enfrentados y peligrosos frente a las reformas en trámite, es el momento de preguntar al país, ¿Que nos pasó? ¿Porque se dejó el país atropellar o enredar?

No contentos con los problemas en unas EPS intervenidas y otras en investigación, asusta a la sociedad civil esa aparición de otras obras no transparentes que exigen darles solución, razones que obliga al gobierno, líderes, ministros y otros que gestionan obras o proyectos a futuro, que sean con firmas responsables y no como se conoció, contratistas irresponsables. Así como se detectó ilegalidades en obras inconclusas o elefantes blancos, en unas reformas en trámite, salud y pensiones, hay que tener mucho cuidado y no olvidar, que para sus pagos los Recursos Públicos no son infinitos, se agotan, si no se alimentan y fortalecen con otras fuentes de ingresos y siguen derrochando sin control, seguro terminaremos sin saber cuál será su rumbo ni con recursos a futuro para el pago de otras actividades, pero sí para el pago de privilegios, beneficios y atenidos. 

Es correcto ayudar al necesitado, pero si no hay ajustes, no corrigen o eliminan dónde están los daños que afectan al país, sociedad, servicios, sin ingresar fuentes nuevas de recursos, las reformas quedarán con una inestabilidad financiera a futuro altamente peligrosa, que de aprobarse así por simple complacencia política, se inicia el fracaso de ellas y aunque digan que no, se siente esas ganas disimuladas de afectar a otros, donde perderá es el país y millones de trabajadores. Presidente y Congresistas, así no es. Corrijan dónde deben eliminar, de lo contrario, es otra burla y reforma disfrazada con fracaso a futuro.

Esa cultura en muchos de doble moral, caminando como carretilleros que no ven nada en una democracia secuestrada, con prudencia y respeto, tiren esa sed de venganza, siendo el momento para que todos los actores públicos y privados unidos viendo el hambre e injusticias en muchas regiones, hagan los ajustes mínimos necesarios que se requieren en forma más justa y equitativa donde el país, sectores productivos y la sociedad sean los grandes triunfadores.

Pregunta al país: ¿Cómo quiere la sociedad que sean nuestras instituciones, los derechos y deberes, ¿cómo quieren que sean los controles a las entidades públicas y dineros públicos? ¿Será que se busca se acaben y quiten los controles, aumentar los privilegios y beneficios para pocos o seguir perjudicando a la ciudadanía con la prestación de sus servicios que hoy reclaman? 

Reconozcan los errores, no cambiar más verdades por mentiras, sin más odios ni rencores dejando esos intereses personales e intenciones destructores y realizar las reformas con el control a sus recursos, pero, ante todo, lograr el equilibrio fiscal y la oportunidad para millones de colombianos tener la esperanza de un mejor futuro. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net