l
Opinión / MAYO 20 DE 2024

Recalcular…recalculando

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Cualquier app de navegación y tráfico, herramienta de navegación, o nombre que se le quiera dar, cuando el ocupante del vehículo se equivoca de dirección le manifiesta “recalcular” o “recalculando”, y algunos en español imprecan con palabras de grueso calibre para hacer notar la equivocación en la dirección.

En los tiempos que corren muchos gobiernos tienen que cambiar la forma o la ejecución de los planes propuestos para sus comunidades. Esto debido a la realidad cambiante por fenómenos naturales, epidemias, hechos sobrevinientes de carácter económico o social, y allí juega un papel importante la capacidad del líder o grupo para lograr encausar el bienestar para todos. Pero sobre todo deben oír la comunidad y la realidad apartados de elucubraciones o sofismas basados en la teoría y datos estadísticos que van en contravía de la realidad.

La discusión de la semana sobre el crecimiento económico referido al aumento del PIB, y las declaraciones de diferentes líderes al respecto manifestando que no es cierto que ellas reflejen una mejora real en la economía de todos, la explicación que el sofisma no puede desconocer la crisis de todos, y las fórmulas planteadas por muchos deben pasar por la realidad y obligar al gobierno a definir un camino seguro para la economía colombiana. 

Se habla mucho de números, estadísticas, discursos y teorías, pero la realidad del ciudadano y lo que está pasando en el país obliga un cambio de rumbo. Cuando el ciudadano ve el alto costo de los productos base de su alimentación, carne, verduras, entre otros, repasa lo que puede comprar con su ingreso, el aumento de valor de los productos crea una dificultad para vivir. Fenómenos como el aumento de desempleo, la disminución de la producción del agro por diversos fenómenos como el clima y más aún la falta de inversión por temor o los altos costos que no hacen rentable la actividad, algunos dicen que disminuyo entre el 40 y 60 por ciento, enseñan que las cifras de la noticia no la entienden los ciudadanos de a pie que andan en crisis con la economía familiar.

Y qué decir de la salud, que en el experimento que se ha realizado con los profesores, ha dejado más desilusiones que soluciones. Los jóvenes ya se han manifestado sobre la ineficiencia del Estado frente a sus preocupaciones y las promesas realizadas. Los caucanos y algunos pueblos indígenas ya están quejándose de la inacción gubernamental. Los jóvenes empiezan a hacer cuentas de sus posibilidades de pensión en el futuro y ya se está pronunciando, y todos nos preocupamos que los dineros de las pensiones resulten manejados en una caja del gobierno sin destinación específica, pues el gerente del Banco de la República dijo que ellos no eran competentes para manejar ese bolsa.

La inseguridad en el país, en todos los órdenes, y la posibilidad del aumento del secuestro tienen a todos con los pelos de punta. Es hora de recalcular, revisar la dirección de las obras y acciones gubernamentales, no podemos dejar que el país sea vuelva inviable. Necesitamos la inversión del Estado y la alianza con la iniciativa privada para reactivar la economía, y allí el gobierno tiene las herramientas en materia de incentivar la inversión, bajar intereses, y dar seguridad a la inversión privada, buscar realmente la paz.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net