Opinión / JULIO 24 DE 2021

Sin importar cómo te sientas

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

“Sin importar cómo te sientas, levántate, vístete y preséntate a la vida”, Regina Brett.

Inspiradora frase de la autora, que nos está recordando que, a pesar de todo lo que ocurra a nuestro alrededor, tenemos que estar dispuestos a presentarnos a la vida. ¿Cómo? Con deseos de vivir, con ánimo para trabajar, con fe y esperanza de que vendrán tiempos mejores y que lo que hoy nos tocó soportar, será pasajero; no va a perdurar, no nos va a intimidar, no nos va a vencer; pues seremos más fuertes que la adversidad, mayormente investidos de seguridad y con la fortaleza más que suficiente para salir adelante. Miremos pues, cómo los mensajes de esos seres iluminados, nos sirven de manera positiva y su pensamiento expresado claramente, nos sirve de apoyo; es como si recibiéramos un abrazo caluroso, lleno de amor, de comprensión y que nos fortaleciera de manera admirable. La autora nos da otro consejo sabio: “Si no tengo suficiente fuerza, energía o voluntad para aferrarme a Dios, le pido a Dios que se aferre a mí. No solo le pido, sino que le digo: “Es uno de esos días, Dios mío. La carga está en ti, así es, que agárrate de mí”. Veamos pues, cómo estas expresiones sabias, nos van a ayudar cuando sintamos que vamos a desfallecer. Por eso decimos que se trata de seres iluminados, de seres especiales, que Dios nos muestra para que apliquemos sus enseñanzas y logremos superar tristezas, angustias, temores y podamos obtener logros aún en medio de la adversidad y la desolación que es lo que está ocurriendo hoy en el mundo entero. Es el momento adecuado para rendir un agradecido reconocimiento a los médicos, enfermeras y enfermeros, por su dedicación, sacrificio y permanente trabajo para restaurar la salud a tantas víctimas del Covid-19 ejecutando su labor con admirable profesionalidad, con amor, con misericordia y compasión, a costa de su propia vida. Cuando observamos su titánica misión, su entrega, su sacrificio, con esa actitud valiente y decidida, nos están enviando mensajes que alientan, que nos hacen apreciar nuestra existencia, quizás más feliz que la de ellos, más descansada y menos sufrida. Se han convertido en la luz que ilumina la oscuridad de esta terrible pandemia, Una vez más, dice Regina: “No veas horrible lo que está sucediendo. El mundo no se está acabando. Solo estás experimentando turbulencia. El avión es seguro.  El piloto es bueno. Estás en el asiento correcto de la vida, Solo diste contra un cúmulo de aire agitado. Espera. Pasará. Levántate, vístete y preséntate. Recorta la vida a su parte más básica y esencial. Si eso es todo lo que haces, en las olimpíadas de la vida, eres un éxito. Levantarte hace que ganes una medalla de bronce. Vestirte te da la de plata. Asistir la de oro. Una vez que realizas esas tres acciones, cualquier cosa puede suceder”.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net