Opinión / SEPTIEMBRE 17 DE 2021

Sistema de Regalías II

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Una vez expedida la Constitución Política de 1991, y más exactamente en el año 2001, se crea el Sistema General de Participaciones (SGP) para los departamentos, distritos y municipios, estableciendo en su capítulo 4 –De la distribución de recursos y de las competencias, en los artículos 356 A 364, así: El artículo 356, tantas veces modificado, crea el Sistema General de Participaciones de los Distritos, Departamentos y municipios, y en sus disposiciones, ordena que se expida una ley para determinar competencias y criterios para la distribución de estos recursos, lo cual se concreta con la expedición de la ley 715 de 2001, que así lo determinó. Por su parte, el artículo 360, modificado por el artículo 1° del Acto Legislativo 5 de 2011, regula lo concerniente a la explotación de los recursos naturales no renovables, manifestando que causarán a favor del Estado una contraprestación económica a título de regalía, creando igualmente el Sistema General de Regalías (SGR). 

Por su parte, el artículo 361, modificado por el artículo 2° del Acto Legislativo 5 de 2011, determinó que dichos recursos, serían distribuidos entre las entidades territoriales, con unos fines específicos, en especial para el financiamiento de proyectos de desarrollo social, económico y ambiental entre otros. 

Mucho se ha discutido doctrinariamente y en el Congreso, sobre la conveniencia o no de la explotación de los recursos naturales no renovables, que, para no ser muy extensos, y conociendo por la misma inclusión constitucional y legal de la bienvenida a este sistema extractivo, queda por descontado la aprobación y defensa del Estado en cabeza de su Gobierno y estamentos, de esta forma de explotación. 

No obstante, de la intervención en el Congreso, del Senador Gustavo Petro1, uno de los más enconados opositores del sistema extractivo, en el debate que se dio sobre la reforma constitucional referente a la nueva distribución de las regalías y otros aspectos, podemos sustanciar algunos de sus argumentos, así: 

“Extraer es una actividad de poco trabajo, a diferencia de producir; la vida llevó a la civilización humana a producir, no a extraer; la civilización implica separarse de la extracción y producir las condiciones materiales de existencia; la colonización nos mantuvo en un sistema económico extractivo (oro y plata); extraer no es riqueza; ninguna sociedad se sostiene extrayendo; lo que se discute en el Congreso es la repartiña de las regalías, lo cual es inútil, dado que no se da con la discusión previa, sobre si es válido o no vivir de regalías; es inútil puesto que las regalías se van a acabar en Colombia, por cuanto tienden a llegar a cero ($-0-); y el 5% de un billón es mucho dinero, pero el 5% de $-0-, es nada; se debe tener un plan de transición para el cambio laboral que deriva del decaimiento y la disminución de la extracción minero energética”.


Culmina el Senador Petro manifestando: “Extraer lo poco que nos queda, nos llevará a problemas económicos enormes y ver cómo se distribuyen las regalías es inútil, porque las regalías se van acabar en Colombia, no hay plan de transición hacia una economía productiva (agricultura – agroindustria e industria) y si se aprueba, habrá una gran crisis social en el país.” 
1 Ver intervención del Senador Gustavo Petro el 12     de noviembre de 2019, en la Comisión Primera, que trata entre otros   asuntos, sobre las reformas constitucionales:     https://www.facebook.com/gustavopetrourrego/videos/677162422687641/


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net