Opinión / FEBRERO 21 DE 2019

Sucedió hace 935 días

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Hace 935 días que fue promulgada la ley 1803 del 01 de agosto de 2016 por medio de la cual la nación se asoció a la conmemoración de los cincuenta años de vida administrativa del departamento del Quindío, ley que trae las rúbricas de los presidentes del Senado y de la Cámara de Representantes, y de los ministros del Interior, Hacienda y Crédito Público y de Transporte.

Pero la nación no solo se asoció a la conmemoración del cincuentenario, además autorizó al gobierno nacional para que asignara en el presupuesto general de la nación y/o impulsara a través del sistema de cofinanciación, las partidas presupuestales necesarias a fin de adelantar cinco obras promotoras del desarrollo regional, autorizando al gobierno para efectuar los créditos y contracréditos a que hubiera lugar, así como los traslados presupuestales que garantizaran el cumplimiento de la citada norma.

Los cinco proyectos y obras a que se refiere la ley 1803 son: construcción embalse Multipropósito del Quindío; rectificación, ampliación y pavimentación de las vías Armenia – Boquía – Salento y Salento – Palestina – La Nubia; ampliación y rehabilitación de la vía La Tebaida - Pueblo Tapao – Montenegro – Circasia; construcción de las dobles calzadas Armenia – Calarcá y Armenia – Montenegro – Quimbaya; y Biblioteca Pública Departamental.

Los artículos de la ley son tan claros en su redacción y tan inobjetables las autorizaciones entregadas que no da lugar para interpretaciones, por lo que sin duda alguna el balón está en la cancha del Quindío desde hace 935 días. Es por esta razón que considero que es a los quindianos a los que nos corresponde hacer las gestiones necesarias para que el gobierno nacional apropie, por distintos medios, los recursos económicos que garanticen la financiación de los cinco proyectos señalados a ver si por fin resolvemos el problema del agua que tanto riesgo nos genera, solucionamos la movilidad en buena parte del departamento, en especial en Salento y entre Armenia con Calarcá y con Montenegro y Quimbaya, y si tenemos por fin una biblioteca pública departamental para sembrar cultura.

Confieso que desconozco las diligencias que seguramente han realizado, por ejemplo, el gobierno departamental y las alcaldías de los municipios más favorecidos como Armenia, Calarcá, Salento, La Tebaida, Montenegro, Quimbaya y Circasia ante la nación. Ignoro si se han apropiado recursos, sean estos de regalías o de otras fuentes, para avanzar en los estudios de diseño y preinversión de los proyectos citados. No sé de las acciones realizadas por parte de los congresistas quindianos ante el gobierno para que los proyectos citados fueran incluidos en los presupuestos de la nación en 2017, 2018 o 2019, o en su defecto, para que queden en el Plan Nacional de Desarrollo 2018 – 2022 en discusión en el Congreso.

En fin, luego de 935 días de promulgada la ley 1803 del 01 de agosto de 2016, me gustaría saber, como quindiano, en qué van los trámites que hagan realidad los proyectos con los que se comprometió la nación para la celebración del cincuentenario de la creación del departamento del Quindío. 
 

@arj_opina


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net