l
Opinión / MAYO 26 DE 2024

Triunfaremos

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Es demasiado preocupante la situación económica del país, y el gobierno ha reconocido la urgente necesidad de corregir dicho problema; una situación que se agravó últimamente, porque las administraciones anteriores, no tuvieron la precaución debida de tomar las decisiones oportunas, para enfrentar los efectos que producirían los fenómenos de la naturaleza y los sociales que se iban a presentar.

El presidente Petro advirtió sobre lo que iba a ocurrir y por eso prometió hacer el cambio y el pueblo lo aprobó; pero entonces, la codicia del capitalismo representada en el congreso, se opuso con su poder, de tal manera que ha impedido el cumplimiento legal y constitucional que se requiere, para poder hacer efectivas las promesas que el pueblo está esperando desde hace varios lustros.

Ahí está la razón; de la crisis que estamos padeciendo, y quienes la han creado, piensan que echándole la culpa a Petro van a resolver la hambruna de nuestro pueblo. Que ignominia, pero a ellos esto jamás les ha importado; tienen todo, nada les falta y el pueblo no les duele.

Mientras tanto, nuestros capitalistas están preocupados, porque sí el gobierno cumple estrictamente el deber de responder por la salud de su pueblo con sus propios recursos; ellos pierden el negocio, la clientela de sus clínicas, la venta de sus medicamentos y no es poco lo que produce el negocio, son billones. Entonces no es justo, que el estado – el gobierno – le entregue a unas personas particulares riquísimas nuestro dinero, para que obtengan gruesas ganancias por atender nuestros problemas de salud; pues debemos comprender, que a ellos les interesa el negocio; se sabe que las empresas particulares buscan ganancia y desde luego ellos saben de que manera, para aumentar sus capitales.

Lo que nuestro presidente quiere, es corregir ese gran error, hacer lo que es su deber, responsabilizarse de la salud de su pueblo y asumir directamente su atención como lo  ordena nuestra constitución art.49 – la salud es un servicio público a cargo del estado; a este le corresponde organizar tal servicio y se sabe que si contrata particulares le sale mas costoso,  es obvio, por tal motivo es preferible utilizar nuestras propias instituciones de sanidad, que para eso las han construido nuestros municipios con el esfuerzo popular ; nos sale menos costoso, puesto que el estado no busca ganancias con las enfermedades de las personas, sino su salud-

Así cumple honestamente su función, que es su deber – creo que estamos siendo injustos en el trato con nuestro presidente, apenas está en la mitad del periodo presidencial y lo hemos dejado solo en una lucha tenaz contra la corrupción, la criminalidad, la codicia y en un trabajo patriótico por encontrar la paz, para poder realizar las necesarias e importantes tareas que el pueblo quiere y espera ver prontamente: su salud mejorando, su economía creciendo y viviendo en paz. Por favor seamos sensatos, apoyemos el cambio, es lo más conveniente para el futuro.

De todas maneras, seamos justos y reconozcamos que tenemos un buen gobierno, al cual debemos apoyar. Está cumpliendo con amor al pueblo lo prometido, ya empieza a florecer en el campo y en las personas de estratos bajos, los olvidados de siempre.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net