Opinión / JULIO 27 DE 2021

Vacuna obligatoria para vivir

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Las países desarrollados y con éxito económico del mundo tienen una característica en especial: el trabajo colectivo, el cual es más importante que el individual, donde los políticos y gobernantes son respetados, ya que no trabajan para ellos ni se roban un peso como en nuestro país, si no que laboran por el bien colectivo, los resultados son visibles en todos los campos mejorando la calidad de vida de todos. El atraso de nuestro país esta enraizado en el individualismo, el egoísmo, en querer hacer daño al otro; cuando el éxito está en trabajar en colectivo; la unión siempre generara una fuerza invencible. El mundo libra una guerra hora a hora contra el Covid-19, pero para poder vencerlo se requiere que todos estemos vacunados y debe ser una prioridad colectiva no individual; es el momento de vacunar a todos los colombianos sin barreras de edad. Tanto para volver a la normalidad, salvar la vida, la generación de ingresos y crear nuevas empresas; por lo tanto la obligatoriedad de que toda persona esté vacunado nos permitirá lograr una inmunidad a largo plazo para enfrentar mejor a tan mortal enemigo y poder volver a una nueva normalidad. Hoy, 14 países de la Unión Europea mantienen la vacunación obligatoria y se convierte en una tendencia en el mundo. Día a día será más difícil para cualquier persona que no se vacune subir a un bus, entrar a un supermercado, ingresar a un acto religioso, a un concierto, un salón de clases, ser contratado en un trabajo, viajar en avión, tren o barco, lo podrá hacer si tiene un certificado de vacunación Covid-19. Será un elemento tan o más importante que la cédula, no habrá institución o país que no lo requieran. Las colas para vacunación en todas las regiones crecen; en Francia el 15 septiembre todos los trabajadores deben estar vacunados, si no están inmunizados no podrán acudir a sus puestos de trabajo y no cobraran. Pero desde el 21 de julio para ingresar a cualquier teatro, cine, espacio cultural, bar, restaurante, centro comercial y transporte público, que reúna más de 50 personas deberá presentar su certificado de vacunación. Lo cual disparó a un millón los pedidos de turnos para vacunación, logrando en un solo día 792.339 dosis aplicadas. Igual está ocurriendo en Grecia, Italia, Rusia, Reino Unido, Kazajstán, Brasil, Australia, Polonia y Arabia Saudita. En Fiji, los trabajadores, públicos o privados que el 1 de noviembre no estén vacunados podrían ser despedidos. En Baluchistán quien no este vacunado no puede ingresar a edificios públicos, centros comerciales ni transporte público; mientras en Penjab les cortan el servicio de telefonía. En Indonesia, Tayikistán y Turkmenistán hay multas y cortes de servicios públicos a quienes no se vacunen. Mientras en Alemania y el resto de Europa han endurecido las reglas para viajeros no vacunados. ¿Será que estamos próximos a medidas como estas en el país?


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net