l

Ciencia / AGOSTO 13 DE 2023 / 9 meses antes

Antibiótico resistencia: una amenaza global que se combate desde la ciencia local

Autor : Alejandro Herrera Uribe

Antibiótico resistencia: una amenaza global que se combate desde la ciencia local

Doctor y docente Jhon Carlos Castaño Osorio, líder del grupo de investigación Gymol, de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad del Quindío.

La resistencia a los antibióticos es un fenómeno natural que se incrementa con el uso inapropiado de medicamentos contra infecciones producidas por microorganismos, una situación alarmante que tiende a convertirse en pocas décadas, según el médico e investigador, Jhon Carlos Castaño Osorio, en una amenaza global tan apremiante como el cambio climático o la ocurrencia de pandemias cada vez más agresivas. 

Estableciendo la necesaria diferencia entre virus y bacterias, que se comportan y se combaten con procedimientos y fármacos muy diferentes, cabe aclarar que mientras los virus se enfrentan con vacunas, que “entrenan” el sistema inmunitario, o con antivirales, entre otros métodos, las bacterias se derrotan usando antibióticos, que pueden ser de amplio espectro o con dedicación específica a microorganismos muy singulares que atacan órganos y sistemas también puntuales. 

Pero, ¿acaso el organismo humano requiere siempre del uso de medicinas para defenderse en la lucha contra estos diminutos ejércitos patógenos? La respuesta es un milenario NO, y la misma historia natural se ha encargado de demostrarlo.

Han existido y existen en la naturaleza moléculas que defienden “ancestralmente” a todos los seres biológicos del ataque de otras formas de vida, tales como las “bacterias malas” -porque también las hay “buenas”- que los afectan, causándoles incluso la muerte. Sin ellas, “las bacterias buenas”, la vida, tal como la conocemos, no persistiría, pero “las malas” son cada vez más peligrosas. Estas moléculas de defensa primigenia se conocen como péptidos antimicrobianos. 

Pero, entonces, ¿por qué tenemos que usar antibióticos contra las “bacterias malas”? O lo que es lo mismo, ¿por qué no bastan los péptidos antimicrobianos naturales para vencer en estas batallas biológicas?

La razón por la cual se requiere el uso de antibióticos químicos es que estos péptidos no exhiben la potencia suficiente en su estado natural para lograr la efectividad requerida, dado que no se encuentran en la concentración y la cantidad suficientes para triunfar sobre un número creciente de “agresores microscópicos” que cambian y se perfeccionan siguiendo un comportamiento evolutivo que les permite persistir en la capacidad que tienen de afectar a sus desafortunados “huéspedes”.  

Lea: Inteligencia artificial: ¿miedo infundado? Segunda parte

¿Qué hace entonces la ciencia para buscar ganar esta batalla? Algunas respuestas surgen de grupos de investigación dedicados a explorar la inmunología molecular, como Gymol, de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad del Quindío, desde donde se han obtenido patentes de invención relacionadas con producción, purificación y optimización en laboratorio de estos péptidos. 

Desde hace más de 20 años estos investigadores locales se han dedicado a perfeccionar técnicas sofisticadas de laboratorio para lograr obtener el mejor provecho de estas moléculas que se encuentran en especies como la mosca Lucilia, cuyas larvas han probado ser efectivas, incluso en prácticas culturales antiquísimas, para lidiar con infecciones graves, devorando tejidos enfermos y células muertas. A esto se le ha conocido hace siglos como magoterapia. 

Pasa lo mismo con los escarabajos peloteros, conocidos popularmente como “cucarrones mierderos”, que tienen mucho que enseñar sobre sus mecanismos de supervivencia en hábitats y regímenes alimenticios extremos. Con ellos también se está trabajando en la actualidad. 

La producción en masa de la ‘Lucilina’, como se le conoce a estos péptidos sintetizados (de diseño) en laboratorio, se obtiene a partir de su inoculación en bacterias, que se comportan como fábricas antibióticas naturales de altísima efectividad y amplio espectro de acción en una multiplicidad de infecciones con múltiples mecanismos de acción que los hacen más “versátiles” y efectivos que los antibióticos. 

Producir péptidos antimicrobianos en laboratorio es muy complejo y costoso, sin embargo, los investigadores de Gymol han logrado llegar muy lejos en esta búsqueda y desde el año 2015 vienen patentando una serie de procedimientos que ha dado frutos y que son reconocidos por la comunidad científica como avances altamente significativos. 

Sin embargo, no basta con obtener la patente de procesos como estos, es necesario que los científicos y las organizaciones que los respaldan promuevan el aprovechamiento de los resultados obtenidos a través de mecanismos de financiación que garanticen la continuidad de estas costosas, dispendiosas y apasionantes investigaciones, acompañándolas de formas de comercialización y uso democrático que garanticen el acceso masivo a sus beneficios. 

“Sácale jugo a tu patente” 

Como un nuevo logro científico territorial, el pasado viernes 11 de agosto en Bogotá, durante el Segundo Encuentro Nacional de Transferencia Tecnológica, Minciencias, en conjunto con la Superintendencia de Industria y Comercio, entre otras organizaciones como la Red Joinn, fue seleccionada y reconocida la patente “Péptido antimicrobiano contra bacterias multi-resistentes”, después de un proceso de acompañamiento por parte de la oficina de transferencia tecnológica Reddi, en el marco la convocatoria “Sácale jugo a tu patente 3.0” De esta forma se valoró nuevamente la importancia de los avances de los últimos años de esta investigación, impulsando la posibilidad de expandir sus alcances de impacto en la salud humana. 

A partir de este logro para la región, podrá promoverse la explotación, transferencia y comercialización de invenciones protegidas como esta, acompañando el proceso de alistamiento comercial y financiando actividades de maduración que se requieren para que el conocimiento traiga auténticos réditos sociales y no solo se quede en los ámbitos de la especialización y las publicaciones científicas. 

En este orden de ideas, las patentes solo pueden aprovecharse realmente cuando salen de los anaqueles y se ponen al servicio de la humanidad y esto está sucediendo con la iniciativa quindiana que durante casi una década ha venido refinándose con una alta inversión de miles de millones de pesos, que se traduce en ganancia de valor para el ingreso en el ámbito productivo. 

Vale señalar que el desarrollo económico que genera el aprovechamiento de una patente como esta y sus consecuencias en el bienestar y la salud, a partir del ejercicio de la responsabilidad que implica transferir conocimiento a la sociedad, constituye un paso hacia adelante en el propósito de aportar, desde lo local a la comunidad global y al necesario relacionamiento de las instituciones de educación superior y la empresa privada, en este caso particular, con los laboratorios farmacéuticos. 

Finalmente, puede concluirse, a partir de estas conquistas regionales, que el conocimiento y los recursos empresariales, unidos en conexión territorial, a través de la tercera misión universitaria (extensión, transferencia y apropiación), estimulan una nueva fase para la competitividad del país en el campo científico, moviendo el centro a la periferia y validando la utilidad de las ciencias básicas en el contexto de la solución de problemas globales como en este caso, la peligrosa antibiótico resistencia.
 


Temas Relacionados: Antibiótico Ciencia Ciencia mundial

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net