l

Armenia / DICIEMBRE 15 DE 2022 / 1 año antes

Así fue la Jornada de Amor con los Pobres, bella iniciativa de la Diócesis de Armenia

Autor : Mayra Alejandra Ovalle Peñuela

La iniciativa se realiza cada año en diciembre y brinda distintos servicios y actividades para personas en situación vulnerable.

Este 14 de diciembre tuvo lugar la Jornada Diocesana de Amor con los Pobres, una actividad para quienes están en situación de pobreza, coordinada desde la diócesis de Armenia. Se llevó a cabo, como es tradicional, en la calle 23 entre las carreras 12 y 13. En la organización participó la Pastoral Social de la Diócesis, así como todos los programas que conforman la curia episcopal

La jornada se unió al programa: Anawin, los pobres de Yahvé. Monseñor Carlos Arturo Quintero Gómez, obispo de la diócesis de Armenia, explicó que la institución católica ha venido replicando desde el 2019 esta jornada en el mes de diciembre. “Todas estas actividades que hacemos se cimientan en el evangelio porque sin Cristo no tendría sentido. Con Cristo, sintiendo que es la roca firme, nuestra Pastoral Social no es asistencialista, sino que se enfoca en un trabajo para ayudar a la recuperación de la dignidad humana”, explicó el obispo.

La logística de la jornada estuvo a cargo de los coordinadores de los programas de la Pastoral Social y personas que se sumaron para colaborar y donar su tiempo y sus servicios. Hubo peluquería a cargo del centro de belleza Andrea, el servicio de duchas fue procurado por la Pastoral de Personas en Situación de Calle, la ropa fue entregada estuvo coordinada por integrantes del Programa Tejiendo Sueños de Esperanza, el almuerzo lo prepararon personas encargadas de la alimentación en distintos escenarios de la diócesis y la Pastoral, los talleres fueron orientados por los seminaristas del Seminario Mayor Juan Pablo II y el ambiente fue amenizado con villancicos y música decembrina con Jans Varón y su grupo musical.

Mariana Cárdenas Martínez, directora del programa Tejiendo Sueños de Esperanza de la diócesis de Armenia, explicó: “Regularmente se hace cada año esta actividad. Este miércoles fue la jornada grande, pero la diócesis día a día trabaja con distintos programas sociales para atender a todas las personas en alguna situación de pobreza. La idea fue que las personas llegaran y se inscribieran para recibir una tarjeta que les posibilitaba vivir todo un circuito de beneficios”.

El circuito para los habitantes en situación de calle empezó con una ducha, luego recibieron una muda de ropa, accedieron después a la zona de peluquería para posteriormente dirigirse al centro de servicios diocesanos. Oraron en la capilla, participaron luego de un taller llamado la Prosperidad en el Evangelio, recibieron un refrigerio, estuvieron en la eucaristía y finalmente tomaron un almuerzo. Una de las novedades fue que las personas que quisieran donar algo para la jornada, compraran 2 almuerzos: uno para el donante y otro para una persona pobre. La jornada culminó con un refrigerio navideño.

Yeny Lucía Jiménez Cárdenas, secretaria episcopal y coordinadora general de la jornada dijo: “Este evento fue institucionalizado por el señor obispo. Él cada año piensa en los pobres y en las personas en situaciones vulnerables. Esta es la tercera versión de una jornada que pretende acoger al más necesitado, a la persona que requiere del amor de Dios en los diferentes campos. Todos los programas de la Pastoral Social están aquí, se ve su compromiso y el amor. Todo fue muy positivo y la gente estuvo muy agradecida con Dios, la santísima Virgen María y la labor del señor obispo. Nos sentimos conmovidos y agradecidos”.

Mediante la dinámica buscaron generar un escenario en el que se pudieran reunir todos en la mesa y compartir con los más necesitados. “Nos propusimos fortalecer vínculos con las personas que ya hacen parte de los programas de la Pastoral Social y con quienes no hacen parte de estos proyectos para que conozcan la oferta y puedan acceder a estos servicios; nosotros identificamos cuál es la necesidad específica que tienen, activamos la ruta de atención y los direccionamos a los programas que tiene las Pastoral y la diócesis. No es solamente quedarnos en un momento de asistencialismo, sino un compartir, generar el vínculo y sumarlos a los distintos programas para que puedan tener ayuda diaria”, dijo la sicóloga Mariana Cárdenas Martínez.

Finalmente, desde la diócesis de Armenia hicieron un llamado e invitación para que conozcan los programas y la Casa Tejiendo Sueños de Esperanza, para que miren cómo pueden contribuir. “Hay diversas formas de vincularse a la Pastoral Social. Trabajamos en este momento en la campaña Quindío sin pobres y asistencia con responsabilidad social, las personas se pueden vincular con donaciones económicas o materiales, voluntariados y distintas ayudas. Los invitamos también para que se sumen a la celebración de las novenas de Navidad, que realizaremos en la diócesis y en la zona de la carrilera”.
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net