l

Judicial / DICIEMBRE 08 DE 2023 / 2 meses antes

Dos adultos mayores murieron tras sufrir picaduras de abejas

Autor : Natalia Trujillo Varela

Dos adultos mayores murieron tras sufrir picaduras de abejas

Ambos casos tuvieron un factor común, picaduras de abejas.

En hechos aislados: el primer caso se presentó en Salento y el segundo en Armenia. 

Como Jaime Arroyave González de 59 años, oriundo de Calarcá, fue identificado un hombre que perdió la vida tras sufrir picaduras de abejas.

Según información entregada por el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Salento, el hombre fue hallado en la vereda Cocora, específicamente en la finca El Molino, donde las autoridades tardaron una hora en remover el cuerpo de la zona y trasladarlo a un lugar seguro.

Por otro lado, en Armenia Iván de Jesús Gómez Cano, de 81 años, oriundo de Bolívar en Antioquia, murió el pasado domingo 3 de diciembre en una clínica de Armenia y, aunque el personal médico no certificó la causa de la muerte, se presume que perdió la vida por picaduras de abejas que lo habrían desestabilizado llevándolo a caer y sufrir golpes. 

Otro ataque 

El pasado mes de octubre, un adulto mayor en Calarcá, dedicado al oficio del reciclaje también fue víctima de un ataque de abejas y casi pierde la vida. El hombre no se percató que allí cerca al lugar donde se encontraba había un enjambre que, debido al ruido que se produjo por la búsqueda de material en los residuos, reaccionó de manera defensiva. Por fortuna, el hombre de 61 años salió ileso.

Debido a este caso donde dos adultos murieron, NUEVA CRÓNICA QUINDÍO, se comunicó con Abdón Salazar Méndez, apicultor hace 47 años, miembro del colectivo Abejas Vivas y de la Asociación Colombiana de Productores y Protectores de las Abejas Asoproabejas y propietario de la Apícola Oro, para hablar sobre de la relación de estos animales con el hombre.

De acuerdo con el especialista, en el ambiente, las abejas funcionan como insectos polinizadores, viven en sociedad y se multiplican, en este caso, la abeja africanizada que tiene mayor presencia en toda Latinoamérica, se multiplica a razón de varios enjambres por año, mientras que la abeja europea solo se enjambra una vez o máximo dos veces.

“Salento tiene una sensación térmica caliente o, en algunas temporadas, de mucha lluvia o frío. Las abejas como todos los insectos gustan de un clima caluroso, pero algunas se adaptan a las regiones en las que se encuentren. Ellas deciden el sitio donde sepan que quedan protegidas y que no van a quedar expuestas a otros animales”, dijo Salazar Méndez. 

Leer: Con un billete de lotería drogaron con escopolamina a mujer mayor en Armenia

En el caso del occiso Arroyave González, él era un señor que era contratado para realizar oficios varios, entre esos retirar la maleza de los caminos en la vereda Cocora, por donde normalmente hay paso de personas que realizan paseos a caballo, al parecer, Arroyave González no se percató de que en el lugar había un enjambre, estas se pusieron a la defensiva y esto lo llevó a la muerte.

“Cuando las abejas se están instalando, las personas no podemos saber qué comportamiento tienen porque uno desconoce la procedencia. Por ejemplo, en mi casa tengo unas 500 colmenas pegadas a mi casa, a 15 o 10 metros, pero llevo más de 15 años estudiando su comportamiento es mansedumbre y no pasa nada, pero si es un enjambre, no se puede saber cómo es el comportamiento, si es defensivo, es decir, lo que las personas conocen como agresivas. Esos comportamientos no los sabemos en las abejas que aparecen y a raíz de eso es que se pueden derivar problemas o inconvenientes con ellas, pero si son cultivadas es menor la probabilidad defensiva”, manifestó el apicultor.

Desde el sur de Estados Unidos hasta el norte de Argentina hay presencia de abejas africanizadas, aquí en el Quindío ya no existen abejas puras ni europeas porque se cruzaron con las abejas africanizadas. “Están las temporadas que inclusive nosotros como apicultores tenemos en cuenta. Son las temporadas de verano e invierno. Para nosotros las temporadas de verano es donde más se multiplican las abejas, es donde cosechan, debido a que es cuando florecen los árboles. Al aumentar mucho el volumen de las abejas en las colmenas, si no tienen espacio buscan cómo dividirse y botan enjambres, lo que significan colmenas nuevas en algún lugar”, expresó el experto.

En el invierno, las abejas disminuyen su actividad polinizadora y de reproducción y la colmena entra a un periodo de descanso. 

“Nuestras abejas son de clima tropical, ellas siguen trabajando durante todo el año, así sea con menor actividad”.

Recomendaciones

Salazar Méndez brindó unas recomendaciones útiles para la ciudadanía e indicó que, cuando se evidencia la presencia de una colmena de abejas cerca de las personas, lugar de trabajo, casa o finca, lo ideal es no molestarlas, no tocarlas, tampoco tirarles piedras, ni irrumpir su tranquilidad. 

“Si no conoce de abejas o apicultura, no debe hacer nada. Lo que sí debe hacer es avisar a las autoridades ambientales quienes deben coordinar con apicultores para darle un manejo a estos enjambres para que sean recogidos e instalados en colmenas y en un sitio apropiado para que le den entrega a los apiarios y estos, a su vez, puedan darle un sustento a la colmena”.

Sin las abejas, indudablemente la humanidad llegaría a su extinción, pues ellas son las encargadas de polinizar casi en un 75 % los alimentos que las personas consumimos, esto incluye la vegetación y los bosques nativos, estos últimos ayudan a que haya polinización y cuando esto sucede, hay fecundación porque en los árboles hay semillas y frutos que son los que multiplican las plantas.

Punto de vista médico

Las abejas mediante sus aguijones inyectan una sustancia proteica que usualmente tiene reacciones inflamatorias en el organismo de las personas, reacciones que pueden ser leves, moderadas o severas, en otros casos pueden producir reacciones anafilácticas que pueden ser alergias repentinas potencialmente graves y con riesgo de muerte.

El gerente de Red Salud, José Antonio Correa López, dijo “una persona que es alérgica es mayormente susceptible a sufrir complicaciones por las picaduras de las abejas, cuando una persona no ha tenido antecedente de inmunosensibilidad o alergias es menor el riesgo a una que sí tenga antecedentes vigentes de alergia”.

Toda la población en general, tanto los niños y los adultos mayores son susceptibles a sufrir complicaciones de salud por picaduras de abejas y los riesgos que esto conlleva, aunque eso independiente de la cantidad de abejas que puedan llegar a picar una persona, si el individuo es alérgico tan solo con una picadura se pueden presentar complicaciones grave en la salud, “indistinto de la edad, el factor de riesgo es la hipersensibilidad que pueda llegar a tener una persona a las proteínas o sustancias que libera la ponzoña de la abeja, hay que tener en cuenta también el tipo de abejas o avispones que son más peligrosos que las abejas convencionales, hay unos tipos de abejas africanizadas que pueden ser más agresivas y estas pueden atacar en mayor proporción que las abejas que solo pican en mecanismos de defensa”, expresó Correa López.

Entre las recomendaciones que entregó el médico especialista se encuentra huir y tratar de tapar o cubrir zonas del cuerpo como la nariz y la boca, esto para evitar que ingresen a las mucosas y generen lesiones internas que puedan llegar a ser más severas. Otra recomendación es evitar el uso de ropa brillante o con flores, ya que puede llamar la atención de las abejas y al temor de las personas puedan sentirse agredidas, “cuando ya está la picadura hay que evitar sacar el aguijón porque tras la manipulación uno puede llegar a terminar de inyectar el veneno en el cuerpo y hay una técnica especial que tienen los especialistas de salud, por eso siempre hay que acudir a los servicios de salud para que se evalúe el grado de rubor, tumor, calor o de edema que se pueda presentar a nivel de la lesión, si se puede diagnosticar urticaria o complicaciones en la respiración de la persona, es siempre importante acudir a los servicios de salud” expuso el médico.

Finalmente, si se puede atrapar una especie de la abeja que picó a la persona, lo ideal es llevarla a un lugar donde se pueda estudiar ya que, puede ayudar a orientar el riesgo de picadura, pero lo ideal es no molestarlas y resguardarse de la zona donde fue agredido, por último, la hidratación en la persona picada es primordial y observar su reacción frente a la picadura.
 


Temas Relacionados: Adultos mayores Judicial

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net