l

Quindío / JULIO 18 DE 2023 / 7 meses antes

Carlos Alberto Oviedo Alfaro, del poder político al delito

Autor : Daniel Alejandro Restrepo Tabares

Carlos Alberto Oviedo Alfaro, del poder político al delito

Como propietario del Deportes Quindío Carlos Alberto Oviedo Alfaro fue condecorado por la Acord, aquí aparece junto al periodista Willly Marín.

Su vida estuvo marcada por la polémica, fue enviado a la cárcel por homicidio y enriquecimiento ilícito. Murió por heridas de arma de fuego en una cafetería de Armenia. 

Uno de los personajes más cuestionados por su actuar político y conexiones con carteles del narcotráfico fue Carlos Alberto Oviedo Alfaro. Dirigente conservador de ingrata recordación en el Quindío por su historia teñida de corrupción y sangre. Para este especial pocas personas se atrevieron a manifestar algo sobre la historia de quien fuera congresista, salvo algunos reconocidos periodistas locales que mencionaron su participación como gerente del Deportes Quindío y propietario del periódico Diario de Colombia. 

Para hablar de Oviedo Alfaro hay que empezar por su final. El 18 de abril, a los 49 años, el político fue asesinado en momentos en los que departía en una cafetería ubicada en la carrera 16 a solo una cuadra del Centro Administrativo Municipal, CAM, meses después de haber recobrado su libertad condicional tras ser condenado por la Corte Suprema de Justicia en 1997 a 26 años de prisión. 

Ese día fue interceptado por un sujeto que irrumpió en la cafetería para accionar en repetidas ocasiones un arma de fuego contra la humanidad de Oviedo Alfaro, quien fue sacado del lugar en un taxi y trasladado al hospital San Juan de Dios donde murió pese a los esfuerzos médicos. 

Oviedo Alfaro se hizo célebre durante el proceso 8.000, porque fue abogado del reconocido narcotraficante e integrante del cartel de Cali Helmer Herrera Buitrago, alias ‘Pacho Herrera’, eso también le valió para ser sindicado de enriquecimiento ilícito proveniente del narcotráfico.

En 2001 se fugó de la casa cárcel de las Villas, ubicada en el norte de Bogotá. Fue recapturado en Armenia el 31 de diciembre del mismo año. Dentro su historia se debe mencionar que fue testigo en contra del también parlamentario Alberto Santofimio Botero, por el asesinato del entonces candidato presidencial Luis Carlos Galán. 

Antes de lograr la libertad condicional, estuvo por más de 10 años preso por homicidio y enriquecimiento ilícito. La pena que le impuso la Corte Suprema de Justicia fue de 26 años, 11 meses y 6 días por el asesinato de Fernando Celis Franco y de Juan Guillermo Acosta Botero, en 1997; y por el delito de enriquecimiento ilícito. 

Su paso por el Deportes Quindío 

El reconocido periodista deportivo Jairo Berrío recuerda muy bien el paso de Oviedo Alfaro al frente del Deportes Quindío. 

“En esa época lo que se buscaba era mejorar al Deportes Quindío, que tuviese buenas actuaciones, que creciera como institución. Yo fui amigo de Carlos Alberto Oviedo Alfaro, yo eso no lo voy a esconder pese a los problemas que él tuvo, que yo eso no sabía absolutamente nada, nosotros no hablábamos de su vida personal”, expresó Berrío. 

Dijo que en esa época trabajaba en Caracol Radio y Oviedo Alfaro era el presidente de la Liga de Fútbol del Quindío. “Ese fue nuestro vínculo a través de la liga de fútbol, era una fuente de consulta permanente para mí, porque yo era el director de deportes de Caracol y necesitaba saber cómo andaba el fútbol acá y entonces conversaba y socializaba muchas veces con él”. 

Añadió que el extinto político quiso hacer del Deportes Quindío un equipo grande y entre sus planes estaba trabajar las divisiones menores para que el futbolista quindiano tuviera acceso al equipo local. “Recuerdo que me decía que, porque nuestros futbolistas no pueden progresar en el Deportes Quindío. Ya después vinieron unas circunstancias conocidas y lamentablemente la vida personal de Carlos Alberto se manchó porque estuvo en una cárcel y tuvo que abandonar todos esos proyectos”, dijo el periodista deportivo. 

Lea también: Limbo jurídico entre privado y administración tiene en el abandono a la torre mirador de Circasia

Otro de los periodistas deportivos que se refirió al paso Carlos Alberto Oviedo Alfaro fue James Padilla Motoa. El veterano comentarista deportivo anotó que él fue quien levantó la mano en 1994 durante un momento de las tantas y agudas crisis por las que ha pasado esa institución deportiva. 

“En mi programa deportivo Los Dueños del Balón salimos con un S.O.S un día que el Quindío se quedó sin recursos y sin manera alguna de seguir. Buscábamos a alguien que pudiera hacerse cargo de ese equipo. Dijo Carlos Alberto yo estoy presente y quiero que usted y yo nos reunamos enseguida en el edificio Avenida con 10 Norte, donde vivía. Allí nos reunimos después de las 2 p. m. y me dijo que, si yo estaría dispuesto a acompañarlo al día siguiente para negociar con el señor Genaro Cerquera, quien venía fungiendo como propietario del equipo o mayor inversionista”, expresó Padilla Motoa. 

También invitó al periodista Jairo Berrío y juntos madrugaron al día siguiente para Bogotá a entrevistarse con Genaro Cerquera. “La negociación se hizo rápidamente por cerca de $2.000 millones, reservándose los derechos sobre el delantero Ramón Moreno. Así empezó el periplo de Oviedo Alfaro al frente del Deportes Quindío, con un reto muy bravo, el cual era salvar del descenso ese año al equipo, pues estaba con la soga al cuello. Fue terrible la campaña y sólo se pudo salvar en la última jornada con un heroico empate 0 a 0 en Ibagué frente al Deportes Tolima, equipo que quedó condenado a la B”. 

Padilla mencionó que fueron 3 o 4 años los que estuvo Carlos Alberto Oviedo Alfaro al frente del Deportes Quindío como principal directivo. “Ejercía como presidente don Germán Segura. No hubo mayor éxito en ese tiempo y finalmente Carlos decidió apartarse y fue el momento en el que llegaron los inversionistas antioqueños Guillermo León López, Fernando Jiménez y un señor Agudelo, de Pereira, quien se sumó a esa gestión en favor de nuestro equipo”. 

De sus épocas como dueño de un periódico 

Otro de las facetas en la vida de Carlos Alberto Oviedo Alfaro que se debe mencionar es la de dueño de un periódico, El Diario de Colombia, medio impreso que incluso recibió la Orden de la Democracia en el grado de Comendador, otorgada por la Cámara de Representantes en 1997. 

Uno de los directores de este diario fue José Octavio, conocido popularmente como ‘Pepillo’. El periodista dijo que reemplazó en la dirección a Eduard Amaya. Recordó que asumió el liderazgo del rotativo porque le pareció un periódico bien estructurado y con un equipo periodístico serio. 

“Tuvimos buenos equipos para cumplir la misión que se requería, mientras que estuvimos ahí siempre se manejó la equidad, el respeto y la parte fundamental de la ética del periodista. Era un periódico muy estructurado, con muy buenos redactores, con muy buenos periodistas que sembramos ahí hacia el futuro, gente que brilló con luz propia como Héctor Zamora, que salió del lado de nosotros como reportero gráfico, entonces lo recuerdo con mucho cariño”, expresó el periodista. 

Dijo que después del terremoto de 1999, que afectó la sede donde funcionaba el diario, cambió de formato. “El terremoto dañó algunos equipos y no tuvimos ya cómo producirlo y ahí empezó la crisis fuerte del periódico, entonces para rescatarlo lo convertí en tabloide, fue el primero que circuló. Yo llevo 47 años en medios de comunicación y siempre expresé que los medios periodísticos se convertirían en tabloides”. 

Añadió que en el tiempo que fue director nunca hubo injerencia de Carlos Alberto Oviedo Alfaro en los contenidos periodísticos. “Nunca mientras fui director, porque esa fue una de mis exigencias con él, que no podía ni entrar al despacho ni entrar a las oficinas, y él lo cumplió a cabalidad. Nunca dejé que opinara, nunca él puso una letra ni una coma en un periódico porque fue una de las condiciones para yo asumir la dirección. Yo fui el último director del periódico”, concluyó Marín.   


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net