l

Fauna / MAYO 17 DE 2021 / 2 años antes

Fuertesi, el ‘coroniazul’ que recorre Colombia

Autor : Alejandro Castillo

Fuertesi, el ‘coroniazul’ que recorre Colombia

En el censo nacional realizado en diciembre del año pasado se registraron solo 135 individuos del loro coroniazul.

Esta ave, insignia de Génova, también es símbolo de un proyecto nacional de observación de aves y conservación.

El loro cabeciazul, que fue reseñado en esta página en la edición del 3 de mayo, es una especie común en el territorio colombiano y en otros países, fácil de avistar en el Quindío, no debe confundirse con el coroniazul, ya que es todo lo contrario, pues es catalogado como críticamente amenazado.

Esta ave, que incluso llegó a considerarse extinta, es endémica de Colombia y aunque es muy difícil de ver, precisamente por su disminuido número poblacional, en Génova se ha convertido en insignia, se hacen festivales en su nombre y la fundación Proaves realiza allí un arduo trabajo de conservación.

Pese a que su hábitat es la cordillera Central, ocupando una zona restringida en la ladera occidental del macizo Ruiz-Tolima, simbólicamente recorre el país dentro de un proyecto denominado The Big Year Colombia, en el cual Niky Carrera Levy y Mauricio Ossa Aristizábal recorren los departamento de Colombia con el objetivo de registrar el mayor número de aves posible, enseñar su importancia y entregar un mensaje de conservación, dando a conocer, precisamente, la historia del Podiceps andinus, única especie extinta en Colombia.

Ossa Aristizábal, quien además es el director de Birds Colombia, dijo: “En el recorrido que estamos haciendo por Colombia tenemos un símbolo, que es nuestro vehículo, al cual le hemos puesto Fuertesi y lleva este nombre en estos lados, en honor al Hapalopsittaca fuertesi, conocido como loro coroniazul, que además es un ave insignia del municipio de Génova”.

Relató que durante muchos años se creyó extinta, pero luego reapareció y actualmente hay fundaciones que realizan procesos para que su población aumente.

“Es muy importante que en las zonas altas que son su hogar, donde uno ve mucha deforestación, traten de conservar corredores que le garanticen a este loro su subsistencia, porque la cantidad de individuos es poca y corre mucho riesgo. En la medida que se va perdiendo el bosque esta ave no va a encontrar territorios para reproducirse ni para alimentarse”, aseveró Ossa Aristizábal.

Agregó: “Hemos encontrado muchos territorios con ganadería y sin corredores, de hecho conozco un caso en una zona de Risaralda, donde el loro ya solo tiene una pequeña franja de bosque para cruzar de un lado a otro”.

Por esa razón, hizo una invitación, especialmente a los ganaderos, a que sin dejar de desarrolles sus actividades productivas, contribuyan a la conservación y que no eliminen todos los bosques para que queden áreas para esta y otras especies de fauna silvestre. 

Así mismo, reconoció que “ahora podría presentarse otra dificultad con los cultivos de aguacate hass”.

Recomendado: Ocelote, un felino en peligro de extinción que no se debe confundir con el tigrillo

Historias que dan esperanza

Ossa Aristizábal manifestó que en Pijao conoció la historia de una persona que cuando era niño vivía en Cauca, en donde debía recorrer largas distancias en caballo y los recursos para su alimentación eran pocos, por lo que él y sus familiares cazaban aves para comer.
“Hoy en día este ciudadano es guía de naturaleza y está llevando a personas a ver aves. Esos animales que él en algún momento cazó para consumo, hoy son su sustento pero de una manera muy distinta y ahora las protege, por lo que es un caso de esperanza poder ver personas que se reconcilian con su naturaleza”. 
Complementó: “Él contaba que ahora está haciendo un trabajo con su primo, que estaba viviendo la misma situación en Cauca, a quien lo ha acercado a las aves de una manera diferente y también ha dejado de consumirlas”.

Proyecto de conservación

El proyecto Loros Amenazados de la Cordillera Central es una iniciativa de conservación implementada por Proaves desde el año 2003, como respuesta al panorama de amenazas que enfrentan algunas especies  como el Hapalopsittaca fuertesi.
Se busca monitorear las poblaciones de estas especies de aves, fortalecer el programa de nidos artificiales, incluyendo monitoreo a largo plazo de juveniles, consolidar iniciativas de educación ambiental con la comunidad local, además de extender el conocimiento y conservación de las diferentes especies de aves en peligro.

Características generales

El Hapalopsittaca fuertesi tiene un tamaño de 23.5 centímetros, su coloración es de varios tonos de verdes, tornándose oliva hacia el rostro, dorso y el pecho. Tiene un azul en la corona de la cual deriva uno de sus nombres comunes, posee un parche marcado de color rojo en los hombros, presentando esta misma coloración debajo de la cola. Posee una coloración azul índigo en los flancos de las alas.
 


Temas Relacionados: Fauna

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net