l

Quindío / NOVIEMBRE 18 DE 2023 / 4 meses antes

Dos ruedas que transportan sueños y felicidad, la iniciativa de ‘A la escuela en bici’

Autor : Laura Maria Espinosa Estrada

Dos ruedas que transportan sueños y felicidad, la iniciativa de ‘A la escuela en bici’

A esta iniciativa puede unirse todo aquel que sirva de corazón a quienes un transporte puede mejorarle notablemente la calidad de vida y por ende, la educación. 
 

‘A la escuela en bici’, un programa desarrollado por docentes de la Universidad del Quindío, que entrega bicicletas nuevas a niños de las escuelas rurales del departamento, surgió en el año 2014 y desde entonces, no ha dejado de sacar sonrisas y regalar felicidad en estas zonas que suelen ser olvidadas. 

Juan Carlos Vélez, pionero de la iniciativa, expresó: “En el 2014 hicimos un primer intento con la universidad Antonio Nariño. Hicimos una campaña de donación de bicicletas usadas que nosotros reparamos y la entregamos a una escuela rural de El Caimo. En esa ocasión 30 bicicletas. Trasladé la iniciativa a la Universidad del Quindío, en especial al programa de administración de negocios, siendo director Rafael Jaramillo, quien la acogió muy bien y realizamos la primera entrega nuevamente a la escuela de El Caimo”.

Ver también: Científicos quindianos generan aderezos alimentarios bajos en grasas a partir residuos del plátano

Fue con esta iniciativa como año tras año, regalar ‘bicis’ se convirtió en una meta que además de facilitar la movilidad a las diferentes escuelas, sirvió como una dinámica facilitadora para la educación de estos pequeños que encontraron en dos ruedas, un manubrio, un sillín y muchos sueños, nuevas razones para asistir con felicidad a las aulas de clase. 

Con un esfuerzo que en cada entrega vale la pena, fue el lema, con el que precisamente cada entrega empezó a valer la pena. 

Fue entonces como para el 2016 se realizó la primera versión en la escuela El Caimo, sede Corinto, donde fueron 30 las bicicletas donadas por los profesores del programa de administración de negocios y algunos familiares; la versión II del  2017, se desarrolló en la escuela José María Córdoba, El Caimo, con 20 bicicletas entregadas, para ese mismo año en una versión II.I, la Escuela Río Verde Alto, de Córdoba, Quindío, se benefició con 15 bicicletas; para la versión III del 2018, la entrega de 15 bicicletas fue en El Caimo; 2019. Versión IV, escuela Mano Grande, Boquía, Salento con 15 bicicletas entregadas; 2022. Versión V, escuela Henry Marín Granada – Circasia, 17 bicicletas entregadas.

Recomendado: Única colombiana en ganar una beca con Opportunity Funds de Education USA

“Uno de los placeres grandes en este proceso es ver la felicidad de esos niños y sus padres al recibir las bicicletas. Es donde dice uno, cualquier esfuerzo vale la pena”, afirmó Juan Carlos.

Este año y como reinvención para la VI versión, el primero de noviembre, el camino para entregar una felicidad a través de dos ruedas, no se hizo esperar más, fue entonces como, acompañado de una invitada que decidió unir fuerzas a la causa, el grupo llegó hasta la I.E. San Rafael, donde con 15 bicicletas alegraron la vida no solo de los niños, sino también de sus familiares y docentes. 

“Para la última entrega nos organizamos en dos grupos para poder hacer entrega simultánea, yo estuve en la escuela del Túnel, la experiencia fue maravillosa por todo lo que encierra la zona del alto de La Línea, paisaje, nobleza de la gente, la felicidad de los niños. El otro grupo fue a Guayaquil Alto y les tocó una verdadera aventura ya que por el invierno no pudieron entrar en los carros y para poderles cumplir llegaron caminando. A esta se nos unió Nathalia Baena, comunicadora de la universidad del Quindío y quedó tan impactada con el programa que decidió vincularse con un colectivo de ciclistas al cual pertenece; también nos escribió Juanita Arias Palacios. Ella ha recorrido gran parte del mundo en bicicleta y manifestó que está interesada en vincularse”, acotó Vélez.

Fue así como Juan Carlos Vélez afirmó que estas dinámicas, más que cómo docentes, cree que cualquier persona que brinde estas oportunidades debe sentirse orgulloso de aportar un granito de arena al crecimiento y formación de los niños. “Los niños al recibir las bicicletas ven sueños cumplidos. No parece un gran aporte, pero para ellos puede ser la diferencia entre ir o no ir al colegio por falta de medios para desplazarse”.


Temas Relacionados: A la escuela en bici Uniquindío

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net