l

Curiosidades / DICIEMBRE 23 DE 2022 / 1 año antes

¡Llegó el Niño Dios! El profundo significado de nochebuena y Navidad

Autor : Ernesto Acero Martinez

En una humilde pesebrera ocurrió uno de los más grandes acontecimientos de la humanidad.

Se aproxima una de las celebraciones más esperadas; la que, para muchos, especialmente para los niños, es la noche más alegre del año. Por supuesto, la motivación principal, para ellos, será correr a la medianoche de este 24 de diciembre a escudriñar debajo del árbol de Navidad o de la almohada para ver qué regalos trajo el Niño Dios. No es solo una fecha comercial, como podrían decir algunos, es la felicidad envuelta en papel regalo.  

A la medianoche de mañana 24 de diciembre se escuchará el anuncio, en boca de los más pequeños: “Llegó el Niño Dios, llegó el Niño Dios”. La madrugada del 25 de diciembre está destinada pues, desde hace ya centurias, a jugar con los regalos que aparecen de forma misteriosa en algún lugar de la casa a la medianoche del 24. Al otro día, las calles del vecindario se llenarán de niños estrenando bicicletas, patines; habrá otros pateando el balón nuevo e impulsando el carro recién desempacado, y algunas niñas paseando bebés en cochecitos. 

El nacimiento de Jesús es sinónimo de regalos, de presentes porque fue Jesús el más importante regalo que podía recibir la humanidad de parte de Dios. El nacimiento de Jesús, a juicio del padre Jeysson Henao Herrera, párroco de Los Santos Apóstoles, fue un acontecimiento que partió la historia en 2. “Dios que se encarna y nace en la humildad de un pesebre. En una realidad tan pequeña como es una pesebrera se manifiesta lo más grande: el nacimiento del hijo de Dios. El otro gran acontecimiento es la resurrección de Cristo; en torno a estos dos trascendentales hechos se mueve toda la fe católica”. 

Según lo aclara el predicador del barrio Yulima, los evangelios narran el nacimiento de Jesús, de manera especial lo hace el evangelista Lucas: “Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado. Este primer censo se hizo siendo Cirenio gobernador de Siria. E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad. Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David, para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la cual estaba encinta. Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento. Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón. Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: no temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo, que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor. Esto os servirá de señal: hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre”.

Lea: ¿Cuál es el origen y el significado del árbol de Navidad?

Han sido ocho días de preparación para recibir al Niño Jesús, el día nueve es el acontecimiento esperado. Con total desprecio de todo lo terreno, como se lee en la oración a Dios Padre; suplicándole a la Virgen María que prepare y disponga el alma de todos los que han hecho la novena para el nacimiento espiritual de su adorado hijo; rogando a José que multiplique abrazos en fervorosos deseos de ver y recibir a su hijo; y confiando que el Niño Jesús acoja y despache todas las súplicas; millones de católicos rezarán en Nochebuena: Ven Salvador nuestro por quien suspiramos, ven a nuestras almas, ven, no tardes tanto. 

Así, con ese recogimiento, es necesario preparar el corazón para el nacimiento del hijo de Dios. Esas celebraciones exteriores, tal como lo sentencia el padre Jeysson, cuando no hay una disposición interior terminan siendo vacías y tristes. “Podemos tener lo mejor exteriormente, los mejores regalos, la mejor ropa, los alimentos más deliciosos, pero si no hemos recibido a Jesucristo en el corazón, de nada sirve. La Navidad consiste en que Jesús venga a nuestra vida y la transforme. Hay personas pasando momentos muy difíciles, padeciendo enfermedades terminales o con problemas económicos agudos y son capaces de sonreír y de salir adelante porque tienen a Dios en su corazón”, agrega el sacerdote.
 

¿Lo sabía? 

Jesús es una traducción del hebreo Yeshúa, que significa: salvador, dador de vida


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net